DISEQUILIBRIUMS El Grupo– ¡Ya puedes leer los tres primeros capítulos!

El viejo se mira las manos mientras corre las cortinas. Son manos fuertes y lo sabe bien. Si ellas mismas pudieran contar todo lo que han hecho durante sus vidas, no pararían de moverse durante años explicándolo. Las manos de todos los que han estrechado, las cosas que han sujetado, las mujeres que han acariciado…los